Panasonic inicia pruebas de campo con un vehículo autónomo para transporte público en el poblado japonés de Eiheiji

Panasonic inicia pruebas de campo con un vehículo autónomo para transporte público en el poblado japonés de Eiheiji

En un esfuerzo conjunto entre Panasonic y el gobierno japonés, comenzó la evaluación de tecnología de conducción autónoma en una pequeña carretera en la prefectura de Fukui.

Viernes 1 de diciembre de 2017 — Panasonic dió inicio a pruebas de campo de un vehículo eléctrico de conducción autónoma que funcionará como transporte público en el poblado de Eiheiji, prefectura de Fukui, en Japón. El vehículo operará a lo largo de la carretera Eiheiji Mai del 3 de octubre de 2017 hasta finales de marzo de 2019.

Eiheiji Mai es una vialidad pequeña que abarca alrededor de seis kilómetros y se construyó sobre lo que anteriormente eran vías ferroviarias, entre la estación de tren Eiheji-guchi y el templo Daihonzan Eiheiji, uno de los más importantes del Budismo Zen.

Esta vía fue especialmente acondicionada por el gobierno japonés para fungir como laboratorio abierto, donde se realizarán pruebas de conducción autónoma de fase final (last-mile). Las pruebas evaluarán la manera en que los vehículos autónomos pueden usarse efectivamente para atender necesidades y problemáticas locales, como ofrecer servicios de transporte público a una creciente población de edad avanzada luego del cierre de la línea de ferrocarril.

Panasonic ya había puesto a prueba tecnologías de conducción autónoma en diferentes instalaciones propias, como una pista en la ciudad japonesa de Yokohama, prefectura de Kanawa. Pero esta es la primera vez que su sistema de conducción autónoma es evaluado en una vía pública. Entre los objetivos están ver de qué manera se pueden usar efectivamente los vehículos autónomos a futuro con fines comerciales y lograr nuevos servicios de movilidad que contribuyan a mejorar la vida de las comunidades locales.

El plan de evaluación del vehículo consta de dos etapas. En la primera (del 3 de octubre al 17 de noviembre 2017), se busca identificar posibles problemas técnicos en diferentes áreas:

  • Probar la funcionalidad de la orientación y navegación del vehículo, así como el desempeño de la cámara en cuanto a detección en diferentes entornos (por ejemplo, cuando el vehículo se acerca a árboles y casas, o cuando atraviesa pasos a desnivel).
  • Verificar la capacidad de evadir obstáculos y frenar ante posibles colisiones, incluyendo peatones que crucen repentinamente la carretera.
  • Poner a prueba la operación del sistema de gestión del vehículo que emplea servidores en nube.

La segunda etapa de evaluación comprenderá de abril 2018 a marzo 2019, y en ella se efectuarán pruebas de manera irregular desplegando el vehículo por la totalidad de la carretera para afinar los últimos detalles tecnológicos y así iniciar con el proceso de comercialización del servicio de transporte.

La prefectura de Fukui y el poblado de Eiheji recibieron subsidios del gobierno japonés para una revitalización regional y han empleado esos fondos para mejorar los caminos y crear un ambiente propicio para llevar a cabo estas pruebas de transporte autónomo.

Los compromisos en este proyecto por parte del gobierno japonés incluyen la mejora de la carretera Eiheiji Mai, establecer comunicación con las comunidades aledañas y, en coordinación con ellas y organizaciones pertinentes, identificar las situaciones a mejorar. Por parte de Panasonic, se evaluará el sistema de conducción autónoma al interior del vehículo y se implementará un servidor para identificar posibles problemáticas (incluyendo la precisión de la navegación, el reconocimiento y detección del entorno por parte del vehículo y la estabilidad de manejo).